Reglas de la Ruleta

El estilo y el glamour del juego de Baccarat sin duda han hecho maravillas, y con las reglas del Baccarat se puede sacar el máximo provecho de este juego. Este famoso juego es originario de Europa y aprender a jugarlo es muy sencillo. De hecho, una vez que pone su apuesta, el reparto de cartas sigue un estricto procedimiento y se juega más o menos de forma automática.

Cómo jugar al Baccarat

El juego es sumamente beneficioso y sencillo para aprender a jugarlo. El objetivo del Baccarat consiste en obtener una mano en la que la suma de los valores de las cartas esté lo más cercano posible a 9. Los ases tienen el valor de 1; las cartas del 2 al 9 tienen su valor natural; el 10, las jotas, la reina y el rey tienen un valor de 0.

Una vez comenzada la mano, el jugador y la banca reciben, cada uno, dos cartas. Las cartas son dadas de un mazo que contiene 6 barajas de cartas. Las barajas son mezcladas en cada ronda. Si el valor total de la mano es de dos dígitos, se ignora el primer dígito. El último dígito será el valor de la mano en el Punto y Banca. Si apuestas a favor del Jugador y éste gana, te pagarán tu apuesta 2 a 1.

Si apuestas a favor de la banca y ésta gana, te pagan 2 a 1, menos la comisión bancaria del 5%. Si tanto la mano del jugador como la mano de la banca tienen totales iguales, el resultado del juego es ‘empate’.

Si usted ha colocado una apuesta sobre el área ‘empate’, su rentabilidad es 9 a 1. Todo lo que el jugador debe hacer es decidir dónde colocar su apuesta: Banca, jugador o empate.

Reglas para jugar al Baccarat

Para jugar al Baccarat, se elige una mesa de 14 jugadores donde cada jugador puede apostar en su recuadro correspondiente. La mesa mostrará los números del 1 al 15 que corresponden a los asientos de los jugadores, a excepción del número 13.

Tener una suma de 8 o 9 puntos se denomina natural, si sólo tiene un natural uno de los dos, dicha mano es la ganadora.

En caso de que ambos jugadores tengan un natural, gana el que tenga el número mayor, mientras que si la jugada es la misma se empata y se gana si se ha apostado al empate.

En cuanto a la mano del crupier, el hecho de que el mismo reciba una tercera carta depende de sus dos primeras cartas. Tras la tercera carta, se acaba la ronda y el que obtenga una puntuación más cercana a 9 gana la mano.

Si hay un empate entre el crupier y el jugador, nadie gana la ronda. El casino recibe una comisión de un 5% por apuestas ganadoras por la banca.

Consejos y estrategias para jugar al Baccarat

Hoy en día, el Baccarat se juega en los casinos de todo el mundo y atrae a la gente por montón. Y definitivamente hay algunos consejos y estrategias de Baccarat para ampliar tus posibilidades de ganar.
Antes de jugar, un consejo muy importante es que establezcas tu presupuesto y no te salgas de ese límite, en los juegos de azar es muy sencillo perder dinero a causa de la emoción.

En Baccarat, cuando un jugador o el banco está en posesión de un cambio natural, entonces se llama un empate. Usted no debe apostar en esta posición, ya que sus probabilidades no serán buenas. Otro enfoque, que también se utiliza es la progresión positiva.

Según esta estrategia, se debe duplicar la cantidad de su apuesta con cada victoria. Usted encontrará que es mejor ser positivo y esperar a ganar cada vez. Según este enfoque, debe bajar a la cantidad de su apuesta inicial si pierdes una apuesta.

Gestiona con inteligencia tu bankroll, ya que esa será la mejor forma de disfrutar del juego sin sufrir pérdidas innecesarias. Aunque el Baccarat no goza del mismo nivel de popularidad en todo el mundo que en partes de Asia y Europa, sigue siendo un juego de casino clásico, lo suficientemente prestigioso como para estar disponible en versiones online en la mayoría de páginas de casino.